POR FIN UNA BUENA NOTICIA NAVIDEÑA

Buena para algunos trabajadores alemanes, a los que se va a compensar con un cuarto dehora de descanso para recuperarse de las dosis de villancicos que consumen en estas fechas. Porque la sobredosis de cualquier droga ya se sabe que es malísima, pero de las sobredosis de villancicos que todos nos propinamos en estas fechas (tanto si quieres como si no, evidentemente) son auténticamente insoportables. Como lo más probable es que aquí no esté la patronal por la labor, ¿no sería mucho mejor que definitivamente se prohibieran los villancicos?

Buf, buf, buf... y ni siquiera han empezado las navidades...